Bilbao y alrededores en 48 horas

Mega guía: Bilbao y alrededores en 48 horas

Ya sabemos que no siempre es posible hacer viajes largos, pero un fin de semana de desconexión puede ser muy útil para cargar pilas de vez en cuando, y para quitarnos el gusanillo de viajar.

Para uno de esos viajes, me decanté por Bilbao. Era una ciudad que tenía muchas ganas de visitar, y aunque tenía solo 48 horas, quería aprovechar cada hora lo máximo posible.

Eso sí, para mí aprovechar al máximo no significa ir corriendo de un sitio a otro, significa estructurar una ruta logísticamente correcta, que no te haga perder tiempo retrocediendo a puntos donde habías estado y de otra forma no volverías.

Viajar implica disfrutar, y como es un momento de desconexión, debe ser también una experiencia sin estrés. Clic para tuitear

Así que prepárate, porque en esta mega guía te traigo una ruta de dos días para que le saques partido a tu visita a Bilbao.

La idea es que puedas visitar todos los puntos relevantes de Bilbao en un día, y te sobre otro para ver los alrededores.

Y todo esto, parando cada vez que te apetezca para echar fotos, tomar una cerveza y un pintxo, o volver al hotel en las horas de más calor para descansar un poco.

Quiero que tengas el máximo de información posible, así tu solo tendrás que preocuparte de pasarlo bien.

Museo Guggenheim

Sábado en Bilbao

9.30am

Empezamos la ruta desde la Plaza de Unamuno, puesto que nuestro alojamiento estaba cerca, y caminamos hasta la plaza del Teatro Arriaga, callejeando por las calles del Casco Viejo, y disfrutando del despertar de la ciudad.
Según nos explica Wikipedia, este edificio neobarroco inaugurado en 1890 está dedicado al compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga, a quien se le ha denominado "Mozart español".

Allí mismo, en el número 1 del Arenal, justo delante del teatro, encontrarás el café El Tilo. Punto de visita obligada, no solo por sus ofertas de desayunos, sino por toda la historia y cultura que se mueve a su alrededor.
Los frescos que encontrarás en su interior forman parte de las primeras obras del bilbaíno Juan de Aranoa, y estuvieron ocultos hasta que la riada de 1983 los descubrió. Representan escenas románticas del siglo XX y entre ellas encontrarás el árbol que da nombre a la cafetería.

Se dice que artistas como Unamuno, Maeztu y Ortega y Gasset escribieron bajo la sombra de un Tilo que presidió el paisaje del paseo del Arenal durante 132 años.

El café que hoy hace mención a este árbol con historia, también tiene la suya propia, ya que se corresponde con las caballerizas de una casa palacio que perteneció a un noble, y que se convirtió en este bar en 1910.
Si quieres verlo por dentro puedes visitar su web, o si tienes curiosidad por saber más de su historia, en Bilbaomola encontrarás más información.

Café El Tilo de Mami Lou, en el Arenal 1, Bilbao.

10.30

Nos ponemos en marcha ahora sí con energía para visitar la ciudad, y seguimos la ría del Nervión por la derecha, hasta llegar al Ayuntamiento, Bilboko Udaletxea.

Cruzamos el puente y comenzamos nuestro trayecto por la izquierda del Nervión, por el paseo Uribitarte, dejando el puente de Calatrava a la derecha, y a continuación La Salve.

Vistas desde el puente Udaletxeko Zubia

Así, en menos de 20 minutos andando, hemos llegado hasta el Guggenheim, el museo y obra arquitectónica más característica de la Bilbao moderna.

Aunque no entramos, disfrutamos de las obras que se exponen en su exterior, destacando el perro Puppy de Jeff Koons, y la araña gigante Mamá de Louise Bourgeois.

Mamá araña en el museo Guggenheim de Bilbao

11.15

Continuamos la ruta paseando por la ría, dejando el paseo de la Memoria y la avenida Abando a nuestra izquierda.

La remodelación de esta zona de origen industrial en edificios de diseño la llevó a cabo el arquitecto argentino César Pelli. A nuestro paso nos vamos encontrando edificios como el centro comercial Zubiarte o la torre de Iberdrola, que es el mayor rascacielos de la ciudad con 165 metros de altitud.

12.00

Seguimos avanzando entre jardines, y a nuestro paso vamos dejando el Palacio de la Música y el puente Euskalduna, y la Karola Garabia, la grúa de 60 metros, que recuerda a los viejos astilleros y que se encuentra delante del Museo Marítimo Ría de Bilbao.

12.30

Imposible abandonar esta parte de la ciudad sin pasar por el parque de Doña Casilda o Casilda Iturrizar, un jardín centenario de estilo inglés de 115.200 metros cuadrados, donde también nos encontramos el Museo de Bellas Artes, el más importante de España, después del Museo del Prado, en lo que respecta a pintura española, flamenca y renacentista italiana.

Parque Doña Casilda de Bilbao

13.00

Empieza a acercarse la hora de comer, y después de toda la mañana andando, ya notamos cómo se va abriendo el apetito. Tenemos claro el sitio, pero primero decidimos pasear por la zona universitaria, entre el metro de San Mamés e Indautxu, para disfrutar de algún pintxo y caña por la zona supuestamente más económica de tapeo.

Tomamos Ercilla Kalea hasta plaza Moyua, para así, de camino al restaurante, disfrutar de algunas de las calles peatonales más bonitas y transitadas de la ciudad. En Moyua nos unimos a la Gran Vía de Don Diego López de Haro, y callejeamos pasando por delante de restaurantes con muy buen aspecto y reputación como el Restaurante Abando.

Llegamos así al restaurante Pikata, en la calle Henao 12, donde puedes disfrutar de todos los pintxos a 1€, y de platos fuertes a partir de 6€. Totalmente aconsejables son las hamburguesas, que incluyen patatas fritas caseras y cuestan entre 6 y 8€.

15.00

Después de comer avanzamos de nuevo hacia La Gran Vía, para continuar bajando hasta la plaza Biribila, a la altura del metro de Abando, y cruzando el puente que nos llevaría de nuevo a la plaza del Teatro Arriaga.

Desde la plaza del teatro se accede rápidamente a la Plaza Nueva, famosa por ser zona de pintxos, y por ser el origen de las famosas Siete Calles que desde ella se dispersan por la ciudad. Estas calles son: Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena.

En esta plaza también encontramos algunos restaurantes de gran prestigio como Víctor Montes, otros adorados por sus locales, como el Gure Toki, y otros característicos y seña de identidad de la ciudad como el bar Bilbao, abierto en el 1911.

Bar Bilbao, en la Plaza Nueva

15.30

Nosotros íbamos con ganas de postre, así que como aún era temprano y la mayoría de estos locales seguían liados sirviendo comida, nosotros fuimos al Gelati Gelati, una cafetería con precios muy económicos, helados artesanales y veganos, y bebidas BIO. Además, la decoración te hace sentir fuera del ajetreo de la ciudad por unos momentos.

Así, con el estómago lleno, y el cuerpecito relajado después de todo el día paseando, nos fuimos a descansar al Airbnb que teníamos cogido cerca de Unamuno, a unos 15 minutos de la Plaza Nueva. 

17.30

A las 5pm estamos de vuelta en la plaza de Unamuno, que se une directamente por la calle Kapelagile con la heladería Gelati Gelati, y con la Plaza Nueva por la calle Libertate. Llegamos llenos de energía para afrontar la subida de las Escaleras de Mallona, Mallonako bidarriak, que conducen hasta el Parque Etxebarria, con unas vistas espectaculares de la ciudad, y a la Basílica de Begoña.

Escaleras de la plaza Unamuno, para subir a la basílica de Begoña

19.00

Rodeamos todo el parque y bajamos, cayendo al río a la altura del ayuntamiento, donde nos encontramos por sorpresa con un fin de semana de actividades para niños y adultos. Entre cortar troncos y ver partidos de baloncesto, tenemos ocasión de disfrutar de un espectáculo de bailes tradicionales en plena plaza de Arriaga.

20.30

Así, con la alegría en el cuerpo y después de dejarnos llevar por el libre albedrío de las calles y las plazas, decidimos que es hora de volver a por unos pintxos, mas que por hambre, por las ganas de seguir descubriendo sabores y nuevas combinaciones.

Nos decantamos por el Mercado de la Ribera, el mercado de abastos más grande de Europa.

Este mercado está formado por tres plantas, cada una dedicada a un grupo de alimentos (carne, pescado, y verduras y legumbres), y además cuenta con una gran variedad de puestos de comida.

Mercado de la Ribera, Bilbao

Con todas las mesas al centro, en El Mercado de la Ribera puedes pasearte pidiendo pintxos para tomar en su interior, o bien asomado al río viendo la luz colorear de naranja los edificios a la hora del atardecer.

Atardecer en el Mercado de la Rivera, Bilbao

21.15

Seguimos la ruta de pintxos, esta vez regresando a la Plaza Nueva para probar el Gure Toki, y a continuación callejeando por las 7 calles, principalmente Barrenkale y Barrenkale Barrena, famosas por su bullicio, sus tapas baratas en locales como Txomin Barullo y Xukela, y sus pubs con música y ambiente.

Si después de todo esto aún tienes ganas de probar algo más, el Iruña y sus pintxos morunos son de visita obligada, aunque si no quieres irte tan lejos, Melilla y Fez en la calle Iturribide ofrece también los famosos pintxos morunos.

Tapeo en La Plaza Nueva, Bilbao

Domingo en Getxo

Puesto que Bilbao ya lo tenemos visto, y hasta nos ha dado tiempo a repetir calles y a aprendernos algunos caminos, el domingo nos levantamos tranquilamente y desayunamos en la plaza Unamuno, nuestra ya querida plaza.

Aquí encontramos el local The Beetle Bar, un descubrimiento en toda regla con desayunos por 3,60€ que incluyen café o té, zumo de naranja natural, y varias opciones de desayuno desde tostadas de tomate a yogur de muesli con fruta, pasando por otras opciones más dulces.

Desayuno en  The Beetle, Plaza Unamuno

11.00

Llegamos a la parada de metro de Areeta cogiendo la línea 1 desde Casco Viejo para poder disfrutar del Puente Colgante o Puente Bizkaia.

Este puente es Patrimonio de la Humanidad, y se trata del primer puente transbordador del mundo, que comunica desde 1893 Portugalete y Getxo, la orilla obrera y la orilla aristocrática.

Este puente salva los 160 metros que hay de distancia entre las orillas, sin entorpecer el tráfico naval, y mide 50 metros de altura.

Se puede pasear en la barquilla desde 0,40€ persona, o subir los 63 metros hasta la pasarela peatonal para observar las vistas y la desembocadura del Nervión por 8€.
Las más atrevidas pueden incluso hacer bungee jumping/goming en este puente, por 100€.

Yo… estaba decidida a saltar, qué pena que nos hiciera mal tiempo (es broma, ni loca me tiro de un puente).

Si decides quedarte en la orilla de Getxo, o volver a ella después de pasearte por el puente, hay mucho que puedes hacer.

Puente Colgante, Patrimonio de la Humanidad, en su 125 aniversario

12.00

Sobre esta hora, y después de haber recogido un mapa de Getxo en el punto de información que se encuentra justo al lado del Puente Colgante, nos ponemos en marcha para recorrer los 2 kms que forman el recorrido del Paseo de las Grandes Villas y que pasa por la playa de las Arenas. Estos palacetes fueron construidos entre los siglos XIX y XX.

Acabado este paseo, y siguiendo por la línea del mar, llegamos a las Galerías de Punta Begoña, un muro de contención que se convirtió en lugar de ocio y disfrute tras su apertura en 1921, pero que debido a la falta de mantenimiento y a que dejó de utilizarse, se ha quedado en ruinas. Aún así, la entrada es gratuita, y las vistas de la bahía no tienen desperdicio.

A esta altura se encuentra también el puerto deportivo, y a continuación empieza la playa de Ereaga, que fue ganando valor y dejando en un segundo planos a las Arenas, que había sido la playa predilecta en su momento para la burguesía.

Punta Begoña, Getxo

13.30

Justo al terminar la playa de Ereaga comienza el Puerto Viejo, y con él el antiguo pueblo de pescadores y el precioso pueblo de Algorta.

Este pueblo es lugar idílico para disfrutar de unos pintxos y unas cañas en sus escaleras de piedra mientras observas el mar, o bien si prefieres verlo desde las alturas puedes pasear por el interior y llegar hasta Algorta.

P6030818-min

15.30

Con el estómago lleno, reanudamos el camino y seguimos nuestra ruta por la costa. Esta vez el paisaje se vuelve más abrupto, ya no vamos por un paseo de playa sino que vamos por encima de los acantilados, viendo el mar a nuestros pies.

Comienza la ruta de La Galea, que en su totalidad recorre 5.600 metros y va desde el Molino de Aixerrota (1726), justo donde termina la playa de Arrigunaga, hasta la playa de La Salvaje/Barinatxe. Algunos de los puntos de interés que verás si te atreves a pasear por aquí son el Fuerte (1742) y el Faro de La Galea y la playa Gorrondatxe/Aizkorri.

17.00

A nosotros nos pillaron unas lluvias torrenciales cuando estábamos a la altura del Molino, así que no tuvimos más remedio que adentrarnos en Andra Mari, el pueblo al que pertenece el molino, y coger la línea de metro de Bidezabal de regreso a Bilbao.

Vistas desde el Molino, ruta de La Galea

18.00

Casi se nos acaba el fin de semana, y ya que el cielo llora nuestra marcha, no podemos marcharnos sin antes despedirnos en condiciones, probando alguno de los dulces típicos de Bilbao para así poner algo de dulzor a nuestra despedida.

Pastelería en Bilbao

Agur Bilbo!! Eskerrik asko!!

¡Ahora es tu turno! ¿has estado en bilbao? ¿qué sitios recomiendas? ¿eres más de museos o de gastronomía?

LM8

Descarga ahora las 15 formas de viajar que transformarán tu vida

logo coachviajera

Acerca de la autora

Sofia Mateo Ortega

Hola, soy Sofía. Autora de este post, aprendiz de blogger, experta soñadora y viajera empedernida.
Si quieres conocerme, no me preguntes por mi edad, mi trabajo y cuántos hermanos tengo. Mejor pregúntame cómo suena mi voz, cuáles son mis juegos preferidos, y si colecciono mariposas.

Otros artículos de interés

Comentarios

  1. Hola Sofia! Woww excelente artículo, no te olvidaste ni del detalle de las horas, muy importante para que el viaje corto sea muy productivo y se pueda ver lo más representativo de Bilbao.

    En Agosto vamos a estar con Yeyo por España y la verdad que no tenemos mapeado visitar Bilbao, pero nos vamos a guardar tu post por si las dudas todo dependerá de los días y si encontramos oferta en transporte.
    Abrazos!

    • Hola Gabi! Bueno según el tiempo con el que vengáis, imagino que tenéis prioridad por otras ciudades como Barcelona y Madrid, aunque el sur de España es totalmente recomendable, y qué decirte de las islitas.. Que poco queda para teneros por la tierra!

  2. ¡Hola Sofia! Me alegra que te guste el País Vasco.

    Yo tengo la suerte de vivir en él, en Guipúzcoa y me gustan las 3 capitales (Donostia, Vitoria y Bilbao) pero reconozco que Bilbao tiene mucho encanto.

    La parte que más me gusta es el paseo de la parte vieja al Guggenheim.

    • Hola Ana! Vives en una tierra preciosa. Yo sinceramente no esperaba enamorarme tanto de Bilbao, y qué decirte de Getxo, que cada paso que daba iba mirando casas y me imaginaba viviendo en ellas.

      Yo creo que me quedo con el Casco, siempre he sido de perderme por callejuelas y de ir mirando balcones.

  3. Que buen itinerario hiciste, así no se pierde ni un minuto cuando se va por corto tiempo, me gusta mas la gastronomía que los museos, pero si de pasada se puede ver algo de arte, pues se aprovecha la oportunidad, hermosas las fotos,

    • Hola Amparo! Yo también soy más de gastronomía, pero opino igual que tu. Por eso Bilbao es tan hermosa, porque te deja disfrutar del arte en sus propias calles. Un abrazo!

  4. Hola, Sofía:
    Pues sí que has traído una guía supercompleta. Visité Bilbao hace un tiempo y me encantó. Hicimos la visita obligada al Guggenheim que me pareció fantástico. Y luego también estuvimos paseando por las calles y los parques, probando pintxos en diferentes sitios. En aquel viaje sólo fuimos a Bilbao pero con tu guía me entrado ganas de volver para descubrir los alrededores.

    • Hola Dorit! Yo creo que también volveré, que me queda muchísimo por descubrir. Gracias por tu comentario, me alegro que te encantara Bilbao como a mí 🙂

  5. wow, le sacaste mucho partido a las 48h! Un viaje de esos que parece que fueron más largos por lo geniales que son para desconectar.
    Un recorrido muy completo y variado.
    Un abrazo!

  6. Hola,

    nunca he estado en Bilbao pero con tu texto y, sobre todo, por tus maravillosas fotos, me has trasladado hoy allí sin salir de casa. 🙂 Te lo agradezco de verás, menos la araña gigante, ¡las odio! jaja.

    Un abrazo.
    Séfora.

    • Y lo mejor de todo es que desde casa te has librado del chaparrón que nos cayó el domingo jajaja Me alegro que te haya gustado, y por cierto, a mi tampoco me gustan las arañas!

  7. ¡Qué maravilla de reportaje! Muchas gracias. Bilbao, desde luego, tiene mucho que ver. Lo conozco de un par de veces y siempre he visto cosas interesantes y diferentes. Me apunto un par de cosillas que has dicho para la próxima.?Un saludo.

    • Hola Raquel! Gracias por tu comentario!
      Si tienes alguna recomendación extra me encantaría saberla, así lo tengo presente para la próxima vez, que seguro hay una próxima <3

      Un abrazo!

  8. Hola Sofi!
    Qué buen post!! Mucha información y muy completo. Lugares divinos que no sabía que tenía Bilbao. Uno piensa que sólo tiene partes modernas, así que fue todo un descubrimiento ver algunos de los lugares que mencionas, especialmente la zona donde están las escaleras de Mallona.
    Hace algunos años estuve por Donostia y por Fuenterrabia pero me quedó Bilbao. Me tira volver ya que toda mi sangre materna viene de esos lugares!
    Saludos

  9. Bello Bilbao.
    Y según nos comentas, aprovechaste muy bien el paseó. 🙂

    Te cuento, que me interesan ambas actividades, al visitar un lugar.
    Acudir a los museos y probar la gastronomía típica.

    Aunque a veces tengo que omitir la segunda opción, según lo que incluya el menú.
    Por mi sensibilidad estomacal.
    Fue agradable leer tu experiencia allí.

  10. Que buenas ideas para estar en los alrededores de Bilbao, la verdad no conozco esta zona y es una pena porque Bilbao se ve impresionante y me han dado muchas ganas de darme un paseo por allí, así que muchas gracias por tan buena recomendación, la guía ha quedado estupenda, súper completa y con unas fotos impresionantes 🙂 No me imaginaba la ciudad así 🙂

  11. Nos dejas un artículo muy completo sobre Bilbao y todo lo que es posible hacer y visitar allí…y donde comer, algo muy importante cuando se viaja. Yo estuve en Bilbao hace unos años y me gustó mucho y la verdad es que me encantaría volver a ir otra vez después de leer tu artículo.

Deja un comentario